google-site-verification: google77f5fad91e8f4e96.html Del Día de la Independencia a la Festividad de Independencia

Centro Educativo Jaguim,

Archivo Kibutziano de las Festividades

Tel: +972-4-6536344

Fax: +972-4-6532683

Email: machon@chagim.co.il

Kibutz Beit Hashitá 1080100

Israel

Asociación sin fines de lucro N°: 58-0459212

Departamento de Educación

Organización Sionista Mundial

Tel: +972-2-6202663

Fax:+972-2-6202662

E-mail: projectsedu@wzo.org.il

King George 48, POB 92, Jerusalén, 9100002

Israel

  • Facebook - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
  • Facebook - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
Fuentes y filosofía/
Día de la Independencia

Yosef Klauzner

Festividad de Independencia

Nadie duda de que el Día de la Independencia, el 5 del mes de Yiar, es el día de recordación del acontecimiento más grande que le ha ocurrido al pueblo judío en los últimos dos mil años: en este día se ha fundado el Estado de Israel…

 

Pero este día es digno de mucho más: el Día de la Independencia debe convertirse en la Festividad de la Independencia.

 

…Durante trescientos sesenta y cuatro días del año estamos ocupados en criticar. Criticamos las políticas del gobierno, a los dirigentes del Estado. Contamos los numerosos errores que cometen nuestros líderes y nuestros ministros. Acumulamos y apilamos cientos de defectos, que vemos y sentimos en cada esquina por la que vamos en nuestro pequeño país…

 

Pero tiene que haber un día en el año en que nuestra nación tenga una fiesta de verdad. En él, en este solo y único día, la queja debe llamarse a silencio, y la ácida crítica debe cesar. Por supuesto, este día también debe ser de balance espiritual, pero uno de diferente naturaleza: debemos analizar lo que fue logrado, en general, y lo que ha cambiado para bien, y lo que fue corregido y mejorado en el último año, en particular. Este día en el año, el de la Festividad de la Independencia, debe presentar ante el pueblo el resumen de los pasos, grandes y pequeños, dados por el Estado hacia la concreción de los objetivos de crecimiento, progreso y elevación, que se impone a sí misma la visión nacional durante los restantes trescientos sesenta y cuatro días del año.

 

…No todo es decadente y atrofiado. Existen también muchos brotes tiernos, que pueden crecer y convertirse en magníficos viñedos.

 

Y de ahí la demanda de que el Día de la Independencia se convierta en Festividad de la Independencia. Una festividad en la que tomaremos en cuenta no solo lo que nos falta, sino también lo que hemos logrado.

 

… El Día de la Independencia debe convertirse en un día de consuelo y elevación del espíritu: la Festividad de la Independencia. Entonces, sabrá Israel valorar el acontecimiento de la resurrección nacional y espiritual en toda su grandeza y esplendor. Entonces, volverá la alegría a nuestras comarcas y el pueblo entero sentirá en todas las fibras de su cuerpo las palabras maravillosas del salmo de alabanza:

 

"Este día creó el Eterno, para alegrarnos y regocijarnos en él."

 

 

 

Categorías: Archivo de fuentes, la Era Contemporánea y el Sionismo, Filosofía, Ceremonias y descripciones de la Festividad, Contenido de Iom Haatzmaut

More >