google-site-verification: google77f5fad91e8f4e96.html
 
Fuentes y filosofía/
Rosh Hashaná

Bendición

Hombre, ¿por qué te duermes?

Vuelca tu palabra, demanda perdón,

del Señor de los Señores.

Lávate y purifícate, y no tardes,

antes de que lleguen los días.

Y pronto, corre en ayuda,

ante el Habitante de las Moradas.

Del crimen y también del mal

huye y teme las catástrofes.

Presta atención, por merced,

Tu nombre conocen,

los fieles de Israel.

De ti, D'os, es la caridad

y nuestra la ignominia.

Párate como un hombre, y sobreponte,

para confesar tus pecados.

y pide del Creador, inclinado

expiar tus pecados

Pues no escapan a Él

jamás las maravillas

y toda palabra dicha

ante Él es leída

El Misericordioso tendrá misericordia de nosotros

como un padre se compadece de sus hijos

Es tuya, oh D'os la compasión

y nuestra la ignominia.

More >