google-site-verification: google77f5fad91e8f4e96.html
 
Fuentes y filosofía/
Día de la Independencia

David Ben Gurión

Esencia de la cuestion sionista 

El problema reside en la falta de una patria para los judíos vistos como pueblo, como un grupo de personas con un destino compartido. Como particulares, los judíos pueden adoptar patrias particulares, pero en tanto pueblo, portador de un gran destino histórico, el pueblo de Israel es carente de patria. He aquí la base del problema. La tierra se adquiere con sufrimientos, con amor y con trabajo, superando todos los obstáculos. En Eretz Israel, somos nosotros quienes construimos el país. Nosotros padecemos todos esos sufrimientos. Secamos los pantanos, allanamos los caminos, erigimos las cabañas, lidiamos con la naturaleza. Esto es lo que llamamos "patria": la patria de un pueblo. Por primera vez, dejamos de ser una carga. Aquí, nos valemos por nosotros mismos, y vivimos de lo que producimos. Nuestro punto de gravedad está en nosotros mismos y en nuestra fuerza. En el exilio nuestra vida se hallaba siempre sobre un alto edificio con cimientos construidos por otros, pero en Eretz Israel hemos ascendido para construir tanto en temas materiales como espirituales, desde los mismos cimientos. En Eretz Israel existen crecientes posibilidades para los judíos de vivir vidas normales, sanas, productivas como un pueblo libre que habita por derecho y no por merced en la tierra de sus ancestros, se comporta de acuerdo con su fe, habla en su idioma y mantiene sus costumbres y su modo de vida.

 

Categorías: Archivo de fuentes, la Era Contemporánea y el Sionismo, Filosofía, El camino hacia el Estado

More >