google-site-verification: google77f5fad91e8f4e96.html
 
Fuentes y filosofía/
Shabat

La Havdalá

La Havdalá es una serie de bendiciones que se dicen al culminar el Shabat (o una festividad en la que está prohibido el trabajo), y que diferencia entre lo sagrado y lo profano.

 

El orden de la Havdalá tradicional es el siguiente:

  • Bendición del vino: Bendito eres Tú, Adonai, Dios nuestro, Rey del Universo, creador del fruto de la vid.

  • Bendición de las plantas aromáticas: Bendito eres Tú, Adonai, Dios nuestro, Rey del Universo, creador de todos los perfumes. Luego de esta bendición se huelen plantas aromáticas.

  • Bendición del fuego: Bendito eres Tú, Adonai, Dios nuestro, Rey del Universo, creador de las luces del fuego. Luego de esta bendición se acostumbra levantar las manos y contemplar el fuego que se refleja en las uñas de las manos.

  • Bendición de la Havdalá: Bendito eres Tú, Adonai, Dios nuestro, Rey del Universo, que diferencias entre lo sagrado y lo profano, entre la luz y la oscuridad, entre Israel y los pueblos del mundo, entre el séptimo día y los seis días de labor. Bendito eres Tú, Adonai, que diferencias lo sagrado de lo profano.

  • Luego de esta bendición, la persona que ha dicho las bendiciones bebe de la copa de vino. Hay quienes dan de probar vino a otros como en el Kidush, y otros que no lo hacen. Algunos suelen apagar la vela de la Havdalá con los restos del vino, y algunos se abstienen de hacerlo, pues consideran que no es apropiado. Al término de la Havdalá, se suelen entonar cánticos especiales de la Havdalá.

More >