google-site-verification: google77f5fad91e8f4e96.html
 
Fuentes y filosofía/
Conmemoracion de Rabin

Nuestras manos han derramado

Devarim (Deuteronomio), Capítulo 21, versículos 1-10
 

"Si en la tierra que el Señor tu D's te da para que la poseas, fuera encontrado alguien asesinado, tendido en el campo, y no se sabe quién lo mató; entonces tus ancianos y tus jueces irán y medirán la distancia a las ciudades que están alrededor del muerto. Y sucederá que los ancianos de la ciudad más próxima al lugar donde fue hallado el muerto, tomarán de la manada una novilla que no haya trabajado y que no haya llevado yugo; y los ancianos de esa ciudad traerán la novilla a un valle de aguas perennes, el cual no haya sido arado ni sembrado, y quebrarán la cerviz de la novilla allí en el valle. Entonces se acercarán los sacerdotes, hijos de Leví, porque el Señor tu Dios los ha escogido para servirle y para bendecir en el nombre del Señor, y ellos decidirán todo litigio y toda ofensa; y todos los ancianos de la ciudad más cercana al lugar donde fue hallado el muerto, lavarán sus manos sobre la novilla cuya cerviz fue quebrada en el valle; y responderán y dirán: 'Nuestras manos no han derramado esta sangre, ni nuestros ojos han visto nada. Perdona a tu pueblo Israel, al cual has redimido, oh Señor, y no imputes la sangre inocente a tu pueblo Israel'. Y la culpa de la sangre les será perdonada. Así limpiarás la culpa de sangre inocente de en medio de ti, cuando hagas lo que es recto a los ojos del Señor".

More >