google-site-verification: google77f5fad91e8f4e96.html Pues Tú oh Dios, nos has abandonado, y no ha salido el Eterno con nuestros ejércitos

Centro Educativo Jaguim,

Archivo Kibutziano de las Festividades

Tel: +972-4-6536344

Fax: +972-4-6532683

Email: machon@chagim.co.il

Kibutz Beit Hashitá 1080100

Israel

Asociación sin fines de lucro N°: 58-0459212

Departamento de Educación

Organización Sionista Mundial

Tel: +972-2-6202663

Fax:+972-2-6202662

E-mail: projectsedu@wzo.org.il

King George 48, POB 92, Jerusalén, 9100002

Israel

  • Facebook - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
  • Facebook - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
Fuentes y filosofía/
Lag Ba'omer

Pues Tú oh Dios, nos has abandonado, y no ha salido el Eterno con nuestros ejércitos

Leyenda talmúdica

Rabi Akiva, cuando veía a Bar Kojba decía: este el Rey Mesías. Le dijo Rabi Yojanán Ben Torata: Akiba, te crecerán hierbas en las mejillas y aún no habrá llegado.  

 

Dijo Rabi Yojanán: Ochenta mil pares de hombres que tocaban cuernos venían a Beitar[1] donde estaba Bar Kojba, que tenía doscientos mil con un dedo cortado. Le preguntaron los sabios: ¿Hasta cuándo mutilarás a Israel? Les dijo: ¿Y cómo los examinaré?[2] Le dijeron: Todo aquel que no arrancare un cedro del Líbano, que no sea inscripto en tu grupo.[3] Y tenía doscientos por aquí y por acá.[4] Y a la hora que salían a la guerra decían: No ayudarás y no corromperás, y el escribía: "Pues Tú, oh Eterno, nos has abandonado y no saldrá Eterno con nuestras huestes".

Salmos, 50:12

 

¿Y cuál era la fuerza de Bar Kojba? Recibía rocas de catapulta en uno de sus carros y los lanzaba y mataba con ellas a varias almas.[5]

[1] Al frente de cada batallón había un hombre que tocaba la trompeta. El sentido es que 80 mil batallones marcharon a Beitar. El número tal vez parece exagerado, pero la intención del narrador es subrayar el ejército colosal que trajeron los romanos para sofocar la revuelta.

[2] El examen de la bravura para ser aceptado en el ejército de Bar Kojba era cortarse el meñique.

[3] Le propusieron que los soldados demuestren su heroísmo cortando un árbol montados a caballo.

[4] Los números atestiguan también el enorme tamaño del ejército de Bar Kojba = cuatrocientos mil soldados. De nuevo, puede ser que el número sea exagerado, pero al parecer es un testimonio del gran alcance del ejército y la identificación de la mayor parte de las capas del pueblo con la rebelión.

[5] ¿Y cuál era la fuerza de Bar Kojba? Que detenía al vuelo las grandes balas de catapulta lanzadas por los romanos contra su ejército, las devolvía contra el ejército de los romanos y mataba a sus soldados.

More >