google-site-verification: google77f5fad91e8f4e96.html
 
Festividades y el ciclo de vida

Día de Conmemoración de los Caídos en Combates

De nuestro archivo

Para la familia y el grupo, para educadores

Poesías festivas musicalizadas.

La Biblia, el Chazal, la era contemporánea y el sionismo.

Variadas fuentes de la literatura y la poesía.

Ideas para celebrar en el marco familiar y comunitario.

> Introducción

Inmediatamente después de la resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre la partición de la Tierra de Israel del 29 de noviembre de 1947 y la declaración del Estado de Israel el 14 de mayo de 1948, estallaron las batallas de la Guerra de la Independencia. La alegría de la independencia se mezcló con la tristeza del recuerdo de los caídos. Ya durante los dos primeros Días de la Independencia se mencionó la Memoria de los Caídos durante las celebraciones del Día de la Independencia. Sin embargo, se requería una fecha apropiada para un día conmemorativo especial, separado del Día de la Independencia. Se propusieron varias fechas, incluyendo el 11 de Adar que era el día de conmemoración de los caídos en las batallas de Tel-Jai, así como Lag Baomer, fecha que está relacionada con la Rebelión de Bar Kojba. En 1951 se tomó la decisión, en gran parte influenciada por David Ben-Gurión, de determinar como Yom Hazikarón el 4 de Iyar, que es el día anterior al Día de la Independencia, el cual sería celebrado de víspera a víspera con el fin de poner énfasis en la contribución de los caídos al establecimiento del Estado de Israel.

> Historia

El Yom Hazikarón se inicia con una sirena durante la cual se mantiene el silencio y con una ceremonia conmemorativa oficial en el Muro de los Lamentos, a la que asisten las familias que perdieron a sus queridos. En Tel Aviv y en otras ciudades de Israel se celebran ceremonias en la noche de la celebración con canciones conmemorativas, “Sharim Bakikar” (Cantando en la Plaza). Esa noche se cierran todos los centros de diversión, cafeterías y lugares de entretenimiento. Durante el día mismo de la celebración suena una sirena de conmemoración de dos minutos durante los cuales se guarda el silencio y se paraliza toda actividad e, inmediatamente después, se llevan a cabo mítines conmemorativos en los cementerios militares de todo el país. La ceremonia principal tiene lugar en el Monte Herzl de Jerusalén. A lo largo de ese día, soldados de las FDI colocan la bandera del Estado de Israel y una cinta con la inscripción “Izkor” en todas las tumbas de los caídos.

Con los años, el día de conmemoración de los soldados de las FDI caídos en combates por Israel comenzó a abarcar también la conmemoración de los caídos desde el comienzo del Sionismo - los caídos en la lucha clandestina y las víctimas de acciones terroristas, convirtiéndose en el “Yom Hazikarón - Día de conmemoración de los caídos en combates por Israel y víctimas de acciones terroristas”.

> El sionismo

Desgraciadamente, el Yom Hazikarón no trata sólo de la memoria de caídos en batallas que pertenecen al pasado. La lista de jóvenes que sacrificaron sus vidas por el renacimiento de Israel es muy larga y sigue alargándose. Gershon Shofman escribió en una de sus notas: “quitaos los zapatos de los pies y, descalzos, sentid el contacto con la tierra... por esta tierra han sacrificado sus vidas chicos jóvenes que ya no están.... por ella cayeron chicas en su inmaculada juventud.”

¿Podemos ser dignos de la memoria de los caídos que dieron lo más valioso que tenían en pro de la existencia del Estado de Israel? ¿Seremos capaces de establecer aquí una sociedad digna, una sociedad modelo que justifique su sacrificio?