google-site-verification: google77f5fad91e8f4e96.html
 

Rosh Hashaná

(Año Nuevo judío)

De nuestro archivo

Para la familia y el grupo, para educadores

Poesías festivas musicalizadas.

La Biblia, el Chazal, la era contemporánea y el sionismo.

Variadas fuentes de la literatura y la poesía.

Ideas para celebrar en el marco familiar y comunitario.

> Introducción

El Rosh Hashaná bíblico está fijado en el mes de Nisán. Está escrito en el libro de Éxodo, capítulo 12, versículo 2: "Este mes es para vosotros el comienzo de los meses: es el primero para vosotros, de los meses del año". En este mes salieron los Hijos de Israel de Egipto. Sin embargo, con el correr de los años se fijó Rosh Hashaná en el mes de Tishréi y ya en la Mishná, en el Tratado de Rosh Hashaná, capítulo 1, está escrito: "El primero de Tishrei es Rosh Hashaná para los años, para la shemitá y para los jubileos para la plantación y para las verduras".

 

En la Torá, el 1° de Tishrei no está mencionado como Rosh Hashaná sino como Día de Teruá, y así está escrito en el libro Números, capítulo 29, versículo 1: "Y en el mes séptimo [séptimo a partir de Nisán], en el primer día del mes, convocación sagrada será para vosotros, ninguna obra de trabajo habréis de hacer; día de toque de shofar será para vosotros." Es el día de la coronación de Dios, un Día de Teruá.

> Historia

No cabe duda de que la realidad de un pueblo establecido en su tierra condujo a que Rosh Hashaná sea en Tishrei, que marca el inicio del año agrícola: arado, siembra, inicio de la temporada de lluvias. Son días de renovación para la naturaleza y para el ser humano.

 

Este Día de Teruá atravesó múltiples cambios y estuvo concatenado en numerosas tradiciones que lo enlazan con Rosh Hashaná. Según la tradición, el 1° de Tishrei fue creado el primer hombre. Es el sexto día de la Creación del Universo. Ello está relacionado con que en este día, toda persona es sometida a juicio. Como está escrito en el midrash (leyenda explicativa) Vaikrá Rabá, en las palabras que le dice Dios al primer ser humano: "Señal es para tus hijos de que compareciste ante mí en juicio hoy y fuiste absuelto, así comparecerán tus hijos ante mí en este día y serán absueltos".

 

No cabe duda de que el día de la creación del hombre simboliza la santidad de la vida, como está escrito: "Todo el que pierde un alma para el mundo, es como si perdiera el mundo entero, y todo aquel que salva un alma para el mundo, es como si salvara al mundo entero". La santidad de la vida humana es más importante que cualquier otra santidad, y de aquí también la igualdad de todas las personas: todos somos seres humanos. Es decir, todos somos el primer ser humano, y nadie es más grande que su prójimo.

 

La festividad bíblica, de un día de duración, se convirtió en una festividad que dura dos días. En la antigüedad fue fijado el inicio del mes antes de la luna nueva, pues no se sabía si el mes tendría 29 o 30 días. Efectivamente, uno de los nombres de Rosh Hashaná es "Kasá", el día en que la luna está "mejusé", está cubierta. Ello es así para todas las festividades en la Diáspora, en los que hay un segundo día festivo de las Diásporas, a excepción de Yom Kipur.

 

El elemento principal de Rosh Hashaná son los servicios religiosos. Los centrales son: Musaf, Maljuiot, Zijronot y Shofarot. Otros elementos centrales: el toque del Shofar, pronunciar Tashlij junto al mar o cualquier fuente de agua, la cena festiva y numerosos alimentos simbólicos. A pesar de que dichos días son Días de Juicio, no son días de tristeza sino de alegría, esperanza y optimismo.

> El sionismo

En Eretz Israel, la festividad se convirtió para muchas comunidades en días de resumen y balance del alma. En muchos kibutzim y demás poblados se pasa revista al año que termina y se diseña, en largas conversaciones, la visión para el año siguiente. Con bastante anticipación se desean unos a otros "Shaná Tová" y la prensa, la radio y la teLevysión están llenas de programas que evalúan el año saliente y dan la bienvenida al año entrante. Mucha gente, incluso aquellos que no rezan, van a la playa o a otras fuentes de agua, para una ceremonia simbólica de Tashlij, en la que vacían sus bolsillos, en la esperanza de comenzar un año nuevo limpio de pecados, pues está escrito: "Arroja a las profundidades del mar todos nuestros pecados". Durante el mes de Elul, muchos grupos asisten a eventos de Slijot en Jerusalén, Safed y otros. Los servicios religiosos se realizan de madrugada, y en ellos se genera un clima emocionante y especial.