google-site-verification: google77f5fad91e8f4e96.html
 

> Background

De nuestro archivo

Para la familia y el grupo, para educadores

Poesías festivas musicalizadas.

La Biblia, el Chazal, la era contemporánea y el sionismo.

Variadas fuentes de la literatura y la poesía.

Ideas para celebrar en el marco familiar y comunitario.

Tu BiShvat

(Festividad de los Arboles)

> Introducción

La festividad de Tu Bishvat no está mencionada en la Biblia. Sus inicios como celebración se prescriben en la Mishná, en el Tratado de Rosh Hashaná: "Existen cuatro Rosh Hashaná: el primero de Nisán es el Rosh Hashaná de los reyes y las peregrinaciones; el primero de Elul es el Rosh Hashaná del impuesto (Maaser) y de las bestias; el primero de Tishrei es el Rosh Hashaná de los años, del descanso de la tierra (Shmitá) y del jubileo, de las plantaciones y de las verduras; el primero de Shvat es Rosh Hashaná de los árboles, como lo dijo la Casa de Shamai; y los de la Casa de Hilel decían: el quince de ese mes."

 

Al comienzo, Tu Bishvat no era una festividad sino un día fijado para las donaciones y los impuestos. Era una fecha técnica, una especie de "inicio del año fiscal", en el que se determinaba el monto del impuesto que el campesino debía pagar a partir de la cosecha de sus árboles frutales. Esta época fue elegida para celebrar el "año nuevo fiscal" debido a que, en esta estación, la mayoría de los árboles frutales se hayan en su etapa otoñal, renovándose con vistas al crecimiento de nuevos frutos. Todo el fruto que creciera en esta estación pertenecía al año anterior, y todo fruto que creciera desde este momento pertenecería al nuevo año.

 

Al parecer, Tu Bishvat se convirtió en una verdadera festividad recién en el siglo 16, cuando los cabalistas en Safed comenzaron a realizar fiestas de frutos y el Seder de Tu Bishvat en ese día. El Seder consiste en la ingestión de diversos frutos, en recordación de las cosechas en Eretz Israel, y en la bebida de cuatro pequeñas copas de vino, blanco y tinto. Durante el Seder, los cabalistas acostumbraban leer fragmentos de la Biblia, de la Mishná y del Libro del Resplandor (Zohar), que tratan de los árboles y las plantas. Durante el siglo 17, los cabalistas de la ciudad de Safed comenzaron a emitir "enmiendas" a las festividades de Israel, entre ellas la del "árbol de los frutos cítricos", la enmienda de Tu Bishvat. Esta enmienda se extendió a todo el mundo judío, en especial al norte de África, los Balcanes y Turquía.

Tu Bishvat es una festividad que caracteriza esencialmente a una sociedad agrícola que habita su tierra y la cultiva. En el centro de la misma se halla un sistema impositivo cuyo objetivo es la distribución de la riqueza y la asistencia a los miembros más vulnerables de la sociedad. Los mentados impuestos de la festividad se dividen en dos principales: uno, llamado "Maaser rishón", primer impuesto, destinado a donar impuestos a los levitas y a los cohanim, que no se dedicaban a actividades económicas productivas. El otro, llamado "Maaser shení", segundo impuesto, era llevado a Jerusalén por el mismo campesino en peregrinación, y que una vez cada tres años era donado a los pobres y débiles de la sociedad ("Maaser aní", impuesto para los pobres). Estos impuestos tenían un objetivo social, y también el modo de calcularlos era avanzado y social. Se trataba de impuestos progresivos, es decir, cuanto más ganaba, más aportaba, y cuanto menos ganaba, menos aportaba. Así se equilibraba, en alguna medida, la brecha económica en la sociedad.

 

Cuando el pueblo de Israel fue exiliado de su tierra y dejó de ser una sociedad agrícola que cultivaba su tierra, la fecha dejó su esencia material para convertirse en un día eminentemente espiritual. En lugar del cultivo de árboles frutales, se celebra el recuerdo de los árboles y los frutos en Eretz Israel. La tierra, en Israel, que era un lugar donde tenían lugar los acontecimientos y el poblamiento real, se convirtió en una idea utópica inalcanzable.

> Historia

> El sionismo

Con el inicio del despertar de la idea y el acto sionistas, se inició también cierta crítica hacia las costumbres de esta festividad. Los docentes en la Diáspora les daban a probar a sus alumnos frutos de Eretz Israel. Los jóvenes sionistas, que soñaban con inmigrar a Eretz Israel y poblarla, ya no se conformaban con el recuerdo de los árboles y el gusto de sus frutos, sino que querían cultivarlos en la práctica en su tierra, en los terrenos de Eretz Israel. Ellos reemplazaron este anhelo por Eretz Israel por el acto de la aliá, inmigrar a Eretz Israel y desarrollarla.

 

En Tu Bishvat de 1890, el educador y escritor Zeev Yavetz, llevó a sus alumnos de la escuela en Zijrón Yaacov a una festiva plantación de árboles. Nuevamente eran los educadores quienes conservaban el espíritu de la festividad, pero esta vez de un modo sionista realizador. Con esta actividad, Yavetz fijó de un modo renovado esta festividad para las generaciones sionistas venideras. La costumbre de las plantaciones de árboles se fue extendiendo por todo el poblado judío en Eretz Israel. En 1908, la Histadrut Hamorim VehaGananot (el Sindicato Docente de escuelas y jardines de infantes) declaró Tu Bishvat como una festividad de plantaciones de árboles, y más tarde, el Keren Kayemet (Fondo Nacional) adoptó esta fecha como símbolo y festividad para la acción de plantar árboles en Eretz Israel.

 

Durante años, con la creación del Estado y el desarrollo del poblamiento en Eretz Israel, la plantación de árboles fue perdiendo su centralidad, y la fiesta recibió un nuevo contenido: la fiesta de la conservación de la naturaleza. En este día, en el que nuestros antepasados ya veían el inicio de la transición del frío invierno hacia el comienzo de un nuevo florecer, la festividad se expresa en la naturaleza como el inicio de un florecimiento mayúsculo, los árboles lucen sus hojas nuevas, los almendros florecen, las diversas especies de pájaros despiertan a una nueva temporada de anidamiento y reproducción, y un sinnúmero de otros fenómenos. Las excursiones por la naturaleza y el encuentro con estos acontecimientos se convirtieron en el nuevo centro conceptual de esta festividad. La Asociación para la Defensa de la Naturaleza, presidida por Azaria Alón, hombre del movimiento juvenil sionista Majanot Haolim y del kibutz Beit Hashitá, instituyó la Semana de Defensa de la Naturaleza en la semana en la que tiene lugar la festividad. Ello no abolió, claro está, la costumbre de ingerir frutos ni tampoco la significación de la plantación de árboles, pero abrió las puertas hacia una nueva percepción, accesible a todos, de la naturaleza en Eretz Israel.

 

En los últimos años, con el creciente temor por la contaminación del aire y el calentamiento global, se le adicionó a la fiesta un contenido ecológico, y se agudizó, durante su celebración, el llamado a la conservación de la Tierra y la prevención de la contaminación ambiental.

 

Otra costumbre que se va extendiendo en Israel en los últimos años es la realización del Seder de Tu Bishvat: cenas con frutos secos y lectura del Tratado de la Mishná dedicado a la naturaleza de Eretz Israel. Los primeros en hacerlo fueron Noga Hareuveni, hombre de Neot Kedumim, y Amnón Yadín, miembro del Kibutz Gueva.